Noticias                                                                            Buscar
Dossier: Banksy
Exit through the gift shop
 
DOSSIERSDELPARAISO.COM | Raül TONELLI | España | CATALUÑA | BARCELONA
 
18/10/2010 - 18:17 • Este mes estamos de estreno y es que el artista callejero enigmático, el más famoso del mundo, el más cotizado, criticado, admirado, perseguido y comentado, que ha llenado de sus pinturas el muro de Gaza; ha entrado disfrazado en los más grandes museos como el MoMA de New York para colgar de forma clandestina obras suyas llenas de un humor radical al lado de cuadros venerados, estrena en España “Exit through the gift shop” (La salida a través de la tienda de regalos).

Este trabajo podemos considerarlo mucho más que un film sobre el graffiti, ya que aborda una interesante reflexión sobre el mercantilismo del arte en nuestros días. Banksy se autodefine como un “vándalo profesional” que hace arte para los pobres colgando sus obras sobre las paredes de las ciudades poniéndolo al alcance de todos y dándole a una propiedad individual como son las obras de arte un sentido colectivo.

La obsesión de Banksy por ocultar su identidad real hace que aquí le veamos entre sombras, con capucha y con la voz distorsionada. Se trata de una película imprescindible para conocer un poco más la obra de este genio del grafitti y del stencil que abre el debate social si el street art resulta un acto incívico o una disciplina artística que abarca todas y cada una de las tendencias sobre las paredes de cualquier ciudad que se precie.

Para fabricar una expresión sobre una pared los artistas emplean medios muy diversos, horas de trabajo y mucho tiempo en la búsqueda de un concepto creativo con lo que desarrollar la idea que desean plasmar y regalar a cualquier persona que pase por delante y tenga la sana intención de saber apreciarlo.

La realidad es que el street art resulta un acto perseguido y castigado por ley, expresarse en un espacio que es de todos, iluminar con color las pareces mugrientas, grises y oscuras de las calles de nuestras ciudades no debería de ser un delito, pues toda tendencia artística comporta una expresión, en todos sus sentidos del momento histórico que le toca vivir, por lo que en muchas ciudades el factor creativo se ha disparado hasta limites nunca antes vividos, por otro lado el arte ha entrado en un mercado donde el dinero va por delante del propio concepto lo que ha dirigido a que el sector se cierre entre una élite minoritaria y toda una serie de instituciones que compiten en ver quien es la mejor olvidando que la cultura no es un negocio. Este hecho provoca que miles de artistas se queden sin espacios donde poder exponer sus obras, sin recursos que apoyen todas las iniciativas, sin instituciones que se paren cinco minutos a observar el gran potencial creativo que existe y lo que fomentarlo significaría. Por ello el arte ha salido a la calle, para poder respirar, para que no sólo sea admirado por un pequeño grupo exclusivo y se ponga en el conocimiento de cualquiera que así lo desee.

La calle puede ser un gran museo, una biblioteca, el escenario donde un artista nos deleite con una interpretación, un músico nos toque una pieza o donde un payaso nos haga reír, abramos pues está frontera para que el arte inunde las calles, dejemos de ver gamberradas donde se esconde la esencia de un nuevo renacimiento que expone el arte en la calle al alcance de cualquier transeúnte y fomentemos la explosión de la creatividad, las nuevas ideas y los talentos puestos al servicio de la vida y de las personas.



 Mas Información
Dossier: Banksy
 
Ver fotografía

Exit Through the Gift Shop

Banksy

Ver fotografía

Banksy

Banksy

Ver fotografía

Exit Through the Gift Shop

Banksy

Ver fotografía

Exit Through the Gift Shop

Banksy